APNABI coloca paneles en contra de la violencia hacia la mujer y para hacer visible la vulnerabilidad de las que tienen autismo

APNABI coloca paneles en contra de la violencia hacia la mujer y para hacer visible la vulnerabilidad de las que tienen autismo
[pro] ([por]) 1 voto

Profesionales y personas usuarias de APNABI Autismo Bizkaia se han reunido en la mañana de hoy para hacer visible su rechazo a la violencia contra la mujer. Durante este encuentro, que ha tenido lugar en la pista de patinaje de la Ribera de Botica Vieja, en Deusto, se ha colocado una serie de murales pintados por las personas usuarias de los centros de atención diurna, colegio y hogares de APNABI, en los que hace referencia a la violencia contra las mujeres y, de manera especial, a la que soportan aquellas que tienen algún tipo de trastorno del espectro del autismo (TEA).

La iniciativa de APNABI, que se adelanta al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer del próximo domingo, quiere hacer patente que las mujeres con TEA constituyen un colectivo de riesgo potencial ante situaciones de maltrato. “Mujeres y TEA: doble estigma, doble vulnerabilidad” ha sido el lema utilizado en este encuentro, con el que se ha buscado también la participación de personas con autismo en actos públicos y, de esta manera, el fomento de su inclusión en la sociedad.

De acuerdo con los datos expuestos en la mesa de trabajo “Mujeres y TEA” del congreso de la Asociación Española de Terapeutas del Autismo, celebrado en el año 2016, el 44% de las mujeres con TEA sin discapacidad intelectual dice haber sufrido acoso escolar; un 26%, acoso laboral y un 32% reconoce haber sido objeto de acoso sexual. Asimismo, un 38% de las mujeres con TEA sin discapacidad intelectual se ha encontrado en experiencias peligrosas por confiar en otras personas y un 28% ha padecido situaciones de violencia física.

Estereotipos
La Comisión de Igualdad de APNABI —desde la que se impulsan acciones para lograr la sensibilización, el uso del lenguaje inclusivo en la organización y la participación activa en iniciativas que contribuyan a la eliminación de la violencia contra la mujer— destaca la necesidad de romper los estereotipos sobre las mujeres y que afectan doblemente a las que tienen TEA. Entre ellos, la Comisión de Igualdad señala los siguientes:

  • “Las mujeres tienen una mayor percepción emocional y sentimental”.
    Sin embargo, la realidad es otra: “No entiendo las reacciones de las demás personas, sufro y siento angustia”.
    “Las mujeres no pueden ser frías ni distantes, desean el contacto físico y las caricias naturalmente”.
    Y la realidad: “Sufro hipersensibilidad a los estímulos, me siento incomprendida y frustrada”.
    “Las mujeres tienen que favorecer las formalidades sociales y el protocolo”.
    Frente a este estereotipo, la respuesta sería la siguiente: “Siento inseguridad, no reconozco las caras, me siento desorientada”.

No se admiten más comentarios