El hogar de menores Mendialde de APNABI alcanza 10 años de trayectoria

Han celebrado el aniversario con reuniones de residentes y profesionales.

Las personas residentes y el equipo profesional de la vivienda de Mendialde, de APNABI Autismo Bizkaia, están estos días de celebración. El hogar abrió sus puertas en Santurtzi el 6 de julio de 2011 para acoger a un grupo de menores con un trastorno del espectro del autismo (TEA) y esta semana ha celebrado su primera década de trayectoria. Hoy la casa acoge a 5 menores y el equipo se compone de 6 personas.

Los chicos y chicas y el equipo profesional han querido celebrarlo comiendo y disfrutando de una tarde en la bolera. Además, el grupo de menores ha elaborado un gran cartel para compartir la celebración y su felicidad con la familia APNABI.

Años de aprendizaje

Pili Aparicio, coordinadora del hogar, ha reflexionado en torno a la efeméride: “Aquel 6 de julio empezábamos un proyecto con ilusión, y en un abrir y cerrar de ojos hemos cumplido 10 años.” Destaca que parte de aquel equipo continúa trabajando allí y apoyando a las personas en sus proyectos de vida. Por ello han podido acompañar en su trayectoria a varias personas residentes y también profesionales, así como dando la bienvenida a nuevas personas. El equipo ha querido trasladar el siguiente mensaje:

“Queremos dar las gracias a todas las personas que han pasado por Mendialde, especialmente a los y las menores, protagonistas.”

Una década da para mucho, y Aparicio ha indicado que han pasado por “26 bienvenidas y 20 despedidas. Pero todas y cada una de las personas ha dejado un pedacito de si en nuestros corazones”. Asimismo, ha querido subrayar que a menudo son ellos y ellas quienes les enseñan y les ayudan a mejorar como profesionales y también a nivel personal. “Según pasan los años, vamos aprendiendo mucho, adquiriendo aprendizajes mutuamente.”

Agradecimiento

Uno de los menores tiene claro qué supone para él este hogar: “Cuando sea mayor y me pregunten por Mendialde, me acordaré del grupo de monitoras y compañeros, porque en esta casa están algunas de las personas que más quiero”.

Aparicio deja claro que “ha sido una década de historias, recuerdos, risas y lágrimas”, y un tiempo en el que también ha habido momentos duros. Sin embargo, se queda con lo positivo: “Ha habido momentos muy buenos que quedarán en nuestro recuerdo y que nos hacen sacar siempre una sonrisa. ¡A por otros 10 años!”

ZORIONAK MENDIALDE ETA URTE ASKOTARAKO!!!

Comentarios cerrados.