Inauguración oficial de la nueva sede de APNABI

inauguración-apnabiAPNABI inauguró el jueves 21 de marzo su nueva sede en Bilbao, en el transcurso de un acto institucional en el que tomaron parte, entre otras personas, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, y la consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, que acompañaron a los miembros de la Junta Directiva presidida por Mikel Pulgarín.

Las personas asistentes al acto inaugural visitaron las nuevas instalaciones de atención integral de APNABI, situadas en la Avenida Sabino Arana, número 69, que acogen en un espacio único todos los servicios que se prestaban con anterioridad en varios locales del barrio de San Ignacio: consultas, atención temprana, apoyo a las familias, ocio y tiempo libre y administración. Un centro ocupacional de personas con autismo se suma también al equipamiento de la nueva sede.

La puesta en servicio de las nuevas instalaciones de APNABI (790 metros cuadrados de superficie a pie de calle) posibilita ofrecer a las personas con autismo y sus familias una respuesta personalizada y eficaz sin que deban realizar desplazamientos entre distintos centros. Supone, asimismo, una mejora sustancial de los servicios que presta APNABI para atender las necesidades que están surgiendo y dar cobertura a los nuevos perfiles que se presentan en el autismo.

En su intervención ante las personas asistentes al acto inaugural, Mikel Pulgarín, presidente de APNABI, destacó que la nueva sede representa un salto cualitativo en el desarrollo del proyecto asociativo, que busca legar a las nuevas generaciones una organización sólida, participativa y solidaria. Asimismo, expuso la relación medios de los que se ha dotado APNABI: un colegio con 12 aulas de educación especial y un servicio para el seguimiento de 540 alumnos que estudian en centros ordinarios; 9 hogares vivienda y 10 centros de atención diurna; un centro especial de empleo y un centro ocupacional; 24 líneas de transporte para atender los desplazamientos de las personas con TEA; un servicio de atención clínica y áreas e

specíficas de ocio y tiempo libre y de apoyo a las familias. “Nos hemos dotado con una gran flota pero nos hacía falta el buque insignia que es esta nueva sede —señaló Mikel Pulgarín—. Este nuevo equipamiento nos ayudará a cumplir los objetivos que perseguimos para que nuestros hijos e hijas puedan recibir la atención que precisan y disponer de las oportunidades y apoyos que faciliten el desarrollo de su proyecto de vida. Las nuevas instalaciones —añadió— también contribuirán a hacernos más visibles y que la sociedad nos conozca mejor”.

El presidente de APNABI señaló también que “han tenido que transcurrir más de 40 años para que podamos tener nuestra propia sede social”, ya que, según dijo, hasta ahora hemos contado con diferentes locales dispersos, sin que ninguno de ellos se pueda denominar sede social. “Ello no hubiera sido posible —expuso Mikel Pulgarín— sin la existencia de un reducido grupo de padres y madres que hace 40 años tuvieron la fuerza y el coraje de hacer frente a un fantasma que se había instaurado en sus vidas, el del autismo”.

Según señaló en su intervención, “fue la necesidad la que impuso la acción” y esos padres y madres “creyeron que era posible mejorar la calidad de vida de sus hijos con autismo; y el tiempo les ha dado la razón”. Tras recordar que “hace 40 años el autismo apenas era un término incluido en los manuales de medicina y las personas que tenían ese trastorno estaban apartadas en sus casas o recluidas en psiquiátricos”, Mikel Pulgarín remarcó que “la voluntad y decisión de esos padres y madres hicieron brotar un efecto que ha trascendido hasta el día de hoy”.

En las palabras del presidente de APNABI también hubo un recuerdo a los profesionales de la asociación, de los que destacó su esfuerzo y vocación y que serán, dijo, los acompañantes inseparables de las familias. “Somos 250 profesionales y cerca de 1.200 las familias que gracias a APNABI —dijo— hemos encontrado el sosiego, el apoyo y la fuerza necesaria para hacer frente a un día a día que, en muchas ocasiones, se oscurece, pero casi siempre, por suerte, termina por salir el sol”. Al mismo tiempo, agradeció el apoyo de las instituciones y entidades que han hecho posible la consolidación del modelo que representa la asociación.

En el corazón de Bilbao

Por su parte, la consejerinauguración-apnabia de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, destacó “el interés y la preocupación de especialistas de todo el mundo por desentrañar las claves del autismo, innovar en la atención y mejorar la vida de las personas que lo viven junto a sus familias”, y añadió que “los nuevos locales suponen una mejora en la capacidad de atención que presta APNABI en el corazón de Bilbao”. La consejera señaló también que las necesidades de las personas con autismo “son extensibles al conjunto de personas con discapacidad en busca del debido apoyo para procurar una vida independiente y, dijo, un buen ejemplo de ello son los programas, servicios y recursos que desarrollamos desde todos los niveles institucionales de Euskadi, “unas veces con nuestras propias iniciativas y otras en estrecha colaboración con las entidades del tercer sector, con el mundo asociativo representado por APNABI”.

Afirmó que desde el Gobierno Vasco “aportamos recursos y apoyamos a APNABI y a otras entidades que trabajan para procurar el mejor futuro a las personas con trastornos del espectro autista y a sus familias”. “Cuando a Euskadi se le sitúa como modelo en muchos campos de la atención social y sanitaria de Europa, se debe al trabajo conjunto de instituciones, especialistas y, sobre todo, a familiares y organizaciones como Apnabi” señaló la consejera.

Derecho a la atención y los servicios sociales

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, dijo ante los asistenets al acto inaugural que, “gracias también a la voluntad política, se ha conseguido que lo que era una reivindicación se ha transformado en un derecho subjetivo reivindicable ante los tribunales, como es el derecho a la atención y los servicios sociales”. “Vamos en la buena dirección, aunque el camino que tenemos por delante es seguramente mucho más largo que el que hemos recorrido”, dijo en su agradecimiento a los padres, usuarios y profesionales de APNABI y añadió que “nos habéis enseñado lo importante que es la atención temprana, el tiempo libre, el descanso o las residencias temporales para las familias”. “Nos habéis enseñado que las personas tenemos capacidades diferentes, pero todas, con los apoyos necesarios, —subrayó— somos capaces de llevar una vida lo más autónoma posible”.

Apertura a la sociedad

Finalmente, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, agradeció el trabajo de APNABI, de “personas que ayudáis a otras personas, que merecen ser y vivir como personas, porque son personas con todo el derecho a vivir la mejor vida posible”. “Las familias y profesionales de APNABI lo hacéis posible y sois un ejemplo “, afirmó el diputado general.

Con respecto a las nuevas instalaciones que se inauguraban oficialmente, Unai Rementeria señaló que “no son solo una sede, sino un regalo para la sociedad, a pie de calle, en el centro de Bilbao”. “Eso también es ayudar a la sociedad y forma parte de esa inclusión que queremos”, remarcó, para señalar que si bien se dice que el autismo “encierra a las personas en sí mismas”, esta nueva sede “es todo lo contrario”, porque “abre esa realidad y conecta más a la sociedad”.

Comentarios cerrados.