Cerca de 400 personas disfrutaron de la Gran Fiesta de Verano de APNABI

fiesta de veranoCerca de 400 personas tomaron parte activa en la Gran Fiesta de Verano de las familias de APNABI, que se celebró el sábado, día 7 de julio, en las instalaciones del Centro de Atención Diurna (CAD) de Arrigorriaga, en el barrio de Atxukarro. Padres y madres; abuelas y abuelos; hermanas y hermanos y otros familiares y amigos disfrutaron junto a las personas con autismo de un encuentro especial que se desarrolló bajo el sol intenso y el calor de la canícula.

A media mañana, los asistentes a la fiesta fueron llegando al CAD de Arrigorriaga, unos en los autobuses que dispuso APNABI, otros por sus propios medios. Todos ellos llenaron los distintos espacios habilitados para acoger el evento, de manera especial, el gran patio en el que se desarrollaron las actividades lúdicas, las competiciones, los talleres y otras pruebas que se fueron sucediendo durante la jornada. Desde los primeros momentos, el tobogán de agua atrajo a la concurrencia de menor edad, que disfrutó de los descensos consecutivos y, al mismo tiempo, mitigó, de esta manera, el calor sofocante. La organización, que demostró su eficacia durante toda la fiesta, previó, incluso, el olvido de quienes dejaron el traje de baño en casa. Junto al tobogán, un rocódromo y un castillo hinchables completaron el parque de juegos que cubrieron las necesidades de los más inquietos.

Tampoco faltaron los habituales talleres pintacaras y de globoflexia, habituales en los eventos de APNABI. Ni el fotomatón, que vio pasar una tras otra a un sinfín de familias que posaron con la mejor sonrisa entre el objetivo de la cámara y el telón del photocall. Como no hay fiesta sin música, en la que nos ocupa, la fanfarria El Despiste dinamizó la mañana con sones populares que invitaban al canturreo general.

fiesta de veran0Llegada la hora de comer, se dispusieron, a cubierto, las mesas corridas y las sillas de cervecera. La paella y el pollo, elaborados por por cortesía de Cocina Central Goñi, estuvieron en su punto. Tras la sobremesa, el presidente de APNABI, Mikel Pulgarín, agradeció a todas las personas asistentes su participación en la gran fiesta de verano y a los 250 profesionales y a los colaboradores por mantener una alianza con las familias para atender, un día tras otro, a las personas con TEA. Recordó, asimismo, que celebramos el 40 aniversario de la fundación de APNABI y la razón de ser de esta asociación: lograr un futuro mejor para las personas con autismo y sus familias.

Tras las palabras del presidente, la gran fiesta de la espuma, espectacular, dio paso a una serie de tandas de sokatira, para todas las edades; a las carreras de txingas, que se celebraron por equipos de cinco componentes y se disputaron con distintas pesas (en este caso, bidones de agua); al campeonato de lanzamiento de txapela y al juego de la silla. No hubo registro de ganadores y ganadoras; no hizo falta; todas las personas tuvieron su premio, merecido e incuestionable. El DJ Paco, que dejó constancia de sus facultades de animador, será recordado por su empatía y elocuencia, propias de quien sabe que toda fiesta se organiza para disfrutar… Y, con la colaboración y participación de todos y todas, la Gran Fiesta de Verano de APNABI, cumplió, sobradamente, ese objetivo.

Cerca de 400 personas disfrutaron de la Gran Fiesta de Verano de APNABI
Vota este post

No se admiten más comentarios